ES EN FR PT

CITI Lima 2020

III Congreso Internacional de Traductores e Intérpretes

2 y 3 de mayo de 2020, Lima, Perú

Ponente

Revisión de traducciones en el aula: formando traductores con sello de calidad
Mónica Estefanía Langarica ChávezInstituto Superior de Intérpretes y Traductores (México)
Mónica Langarica es licenciada en Traducción por el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores (CDMX) con una especialidad en Constructivismo y Educación por la FLACSO (Argentina). Desde el 2001 ha sido traductora autónoma y ha colaborado con distintas agencias en ámbitos técnicos, financieros, económicos, científicos, entre otros. Desde el 2010 ha colaborado como docente de traducción en el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores y actualmente se desempeña como Directora académica de esta institución. Ha capacitado grupos de traductores y revisores en distintos entornos: en organismos internacionales, empresas privadas, en instituciones mexicanas y extranjeras y, recientemente, a traductores de lenguas indígenas en México.
En esta ponencia se hace una propuesta de metodología de trabajo a partir de la autorrevisión de textos dirigida a los traductores en formación. De esta forma, se ofrecen estrategias específicas para el trabajo con los futuros traductores que reditúen en traducciones de calidad. Si bien como formadores de traductores ocupamos mucho del tiempo del aula en revisar las traducciones, se propone un trabajo previo en el que el traductor en formación pueda hacer corroboraciones y encontrar una forma de sistematizar sus revisiones. Las estrategias específicas propuestas son la revisión por fases, la clasificación de los errores, el 40/20 y otras sugerencias prácticas que inciden en la detección de errores y la incorporación de soluciones de traducción adecuadas. Esta metodología de trabajo no solo contribuye a que el traductor en formación proponga traducciones más adecuadas en el aula, sino que incide en las mejores prácticas cuando ya se vuelve traductor profesional.
Desde la reflexión en torno al error en traducción y a las fases tradicionales del proceso traductor, los estudiantes, guiados por su formador, podrán interiorizar la autorrevisión como parte del proceso traductor; no como fase opcional posterior a la conclusión del trabajo. En el aula, se les propone revisar sus textos de manera contrastiva en cinco dimensiones: sentido, terminología, naturalidad/estilo, sintaxis y ortotipografía. A esto se le llama “revisión por fases”. Se les propone también una distribución de tiempo de traducción y revisión en un 40/20 (es decir, por cada hora de trabajo se dedican 40 minutos a la traducción y 20 minutos a la autorrevisión).
Así, la experiencia empírica de esta forma de trabajo con los alumnos durante varios ciclos académicos en el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores de México ha permitido comprobar un avance en los productos que generan como parte de los talleres de traducción, y ha contribuido a que como profesionales tengan un parámetro de calidad adecuado para el mercado.
domingo, 03 de mayo de 2020, 12:00 - Sala 2
Ver todos los ponentes