ES EN FR PT

CITI Lima 2020

III Congreso Internacional de Traductores e Intérpretes

2 y 3 de mayo de 2020, Lima, Perú

Ponente

El lenguaje claro en el discurso jurídico
Diana Rivas(Argentina)
Diana Rivas es Traductora Pública de Inglés (Universidad Católica Argentina), Correctora Internacional de Español (Litterae-Fundéu) y Diplomada en Educación Superior (UdeMM). Ejerce la profesión de traductora desde hace 30 años. Ha dictado cursos presenciales y en línea en la New York University, Estados Unidos; en el Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA), Argentina y en otras instituciones en temas jurídicos, ambientales, lengua española y relacionados con la profesión. Ha participado en numerosos congresos como asistente y ponente. Es profesora universitaria. Integra el Comité Técnico de la Red de Lenguaje Claro Argentina y la Comisión de Relaciones Universitarias, Investigación y Docencia del CTPCBA.
El discurso jurídico utiliza un lenguaje difícil y complejo, con oraciones muy extensas, redundancia expresiva, ambigüedad textual, entre otros. Sin embargo, se está intentando actualizar este lenguaje especializado: todos los ciudadanos deben gozar del derecho a comprender. En esta cuestión, existen dos posturas claramente opuestas: la de aquellos que defienden la adaptación del español jurídico al español estándar, y la de aquellos que desean mantener el lenguaje especializado arcaico sin actualización, porque piensan que de ese modo “existen más garantías jurídicas”. Poco a poco, el lenguaje claro comenzó a ocupar espacios, y en muchos países se está defendiendo y utilizando esta posición. Muchos gobiernos están trabajando con gran esfuerzo para que el Parlamento, las instituciones y el poder judicial lo utilicen diariamente en la redacción de los documentos jurídicos o administrativos que emiten. Si bien no es necesario ser jurista para trabajar con textos especializados, es imprescindible que el traductor, revisor o corrector tenga cierto conocimiento del derecho, de las leyes y de su funcionamiento. Los textos jurídicos son instrumentos con una forma y una función determinadas en cada cultura y que, a veces, presentan lagunas de equivalencia, debido a la falta de uniformidad entre los sistemas jurídicos. Por ello es tan importante la intervención del traductor o revisor. En general, el problema aparece cuando ese texto o documento tiene como receptor a alguien que no pertenece a la comunidad del Derecho, que puede ser el ciudadano común o simplemente un cliente. En cuyo caso el profesional a cargo se enfocará en que el texto sea lo más claro posible. El lenguaje claro presenta muchos beneficios frente al lenguaje oscuro y enrevesado.
Conclusión: Si bien el discurso jurídico plantea un gran desafío para el traductor, en la actualidad, este cuenta con fuentes terminológicas, lexicográficas, gramaticales, discursivas, tecnológicas, etc., para afrontar la tarea y expresarse claramente para que todos los ciudadanos gocen del derecho a comprender.
domingo, 03 de mayo de 2020, 11:00 - Sala 3
Ver todos los ponentes